Sobre la esencia


Los europeos -porque aquí en España creo que esa categoría no está vigente- tienen sus defectos y pusilanimidades, pero es cierto también que tienen una virtud: llevan 20 siglos dándole al pensamiento. Se pasaron todo ese tiempo pensando sobre sí mismos, sobre los demás, sobre el mundo y sobre Dios. Comunicaron todas sus conclusiones al resto del mundo (por vía oral o anal), que las tragó con más o menos violencia y sentido (conocer a la clase alta mexicana es darse cuenta de que las cosas necesitan su tiempo y de que no tiene sentido construir un Partenon en Las Vegas y, sobre todo, de que San Francisco tiene su propia forma de ser, no hace falta europeizarlo…).

Siguieron pensando y aquello degeneró en mero divertimento mental, y dejaron de llegar a conclusiones. Era demasiado zafio. Todo se convirtió en discutible -lo cual es un buen comienzo- y ninguna conclusión acabó teniendo más validez que otra -lo cual es inmoral.

Y cuando vieron que no llegaban a ninguna conclusión, se quedaron anclados en el relativismo y se dedicaron a vivir “planeando”: planos, como los aviones cuando llegan a tierra. Entonces se centraron en producir más y consumir más, acciones sencillas e incontrovertibles. Mecánicas casi. Me acuerdo de Kundera. ¡Qué estético!

Pero en ciertos lugares parece que esa vocación europea por el pensar buscando conclusiones renace. Empiezan a surgir nuevos centros de reflexión, se planifican las ciudades de manera casi helénica, surgen debates reales sobre asuntos reales, ciertas empresas empiezan a plantearse para qué producir más…

Y eso hace que ciertas cosas que se van emprendiendo tengan un aspecto francamente brillante, clarividente. Una reciente visita a Estocolmo eso me hizo pensar. Comparas por ejemplo las calles de esa ciudad y las de Bangkok y percibes cómo el temple de la vida -expresión muy de Julián Marías, uno de mis admirados maestros- puede variar de manera drástica, como en algunos sitio aún luchan las personas por la propia subsistencia y en otros la subsistencia física ya está conseguida, el exceso de subsistencia física ya está superado y las personas se empiezan a centrar… en eso que llamamos alma, o mente.

Algunos ejemplos van llamando mi atención.

Algo que se llama Festival Europeo de Filosofía. No sé en qué quedará, pero parece uno de tantos intentos de sacar a la calle esa filosofía académica que tanto bien ha hecho en el pasado pero que se ha convertido en puro caso de laboratorio, inútil para lo que ahora nos toca vivir. Imitando al mercadillo de los domingos, donde los franceses compran queso y fruta fresca a un precio por kilo que le permitiría vivir holgadamente a una familia vietnamita (ya se sabe, en el Primer Mundo el agricultor tiene un nivel de vida), surge ahora el mercadillo de la Filosofía. No es mala idea desproveerla de tanta ínfula y sacarla a la calle, con los tomates y los tenderetes. Allí se ponen a pensar sobre el Estado, la religión, el Ser, el Tiempo y la Nada. Llegarán a España, antes o después. Imagino que aquí el componente tapa-cerveza-vino tendrá mas peso, pero desde antiguo in vino veritas.

Copio el link: http://www.bottup.com/200906054692/cultura/el-mundo-a-debate-en-el-tercer-festival-europeo-de-filosofia-en-francia.html

Otra iniciativa es la del estado de Massachusetts, en Estados Unidos. Allí empiezan a extender algo tan clásico como la meditación.

Copio el link: http://www.lavozdegalicia.com/sociedad/2009/06/11/0003_7777585.htm

Algo tendrá de new age, pero no es de despreciar la iniciativa. Curiosamente, los mejores cerebros en filosofía y teología empiezan a estar por esas universidades. ¿Quien iba a imaginar que la mejor facultad de Teología en el año 2009 iba a estar en Estados Unidos?

En fin, pequeños pasos adelante en esto del Pensamiento, algo que últimamente estaba un poco en desuso.

Recomendable la lectura de “Más Platón y menos Prozac” de Lou Marinoff. Refrescante.

Esto sí que son brotes verdes. Gran alegría me llevo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Pensamiento. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s