Vuelta a la batalla


Porque me dicen que lo haga, porque veo que las cosas siguen bastante fuera de sí, porque mi cabeza sigue pensando: “No es eso”.

Hoy una reflexión rápida: en la mañana, pronto, los obreros en una obra están descubriendo los materiales que guardaron el día anterior. Los están sacando de dentro de un contenedor, escondido, tapado por plásticos…

Y escucho las palabras: “… porque si no lo haces se los llevan”. Puede que se refiera a los que recogen la basura por la noche, pero creo que se refiere a otro tipo de trabajador: el que roba el material.

En España los obreros tienen que atar, amarrar o esconder el material para que no lo roben. En otros países que conozco, dejas una bicicleta o un anillo de oro en una esquina y al día siguiente ahí sigue.

Estoy seguro que podríamos crear un buen índice medidor de la capacidad de progresar un país: el índice del anillo de oro. El número de minutos que aguanta un anillo de oro abandonado en una calle sin que nadie se lo lleve a su casa. Llevarlo a objetos perdidos computa como tiempo sin ser robado el anillo.

Me gustaría conocer el índice de España. Un país donde hay que esconder el material de una obra es señal de muchas otras cosas. El día que la moral compute en los índices de felicidad…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Pensamiento. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s