Elección vs. erección (y II)


Vista “Infiel” de Liv Ullmann, a lo Bergman y con Bergman como actor. Más sobre la erección:

“La infidelidad que Bergman retrata en su último guión no es una deslealtad consciente; no estamos ante un acto de la voluntad. En este nuevo milenio que estrenamos, la deslealtad es un modo de vida que cada vez adoptan más personas. Los principios morales simplemente desaparecen. Hombres y mujeres deciden ‘jugar’ a un ‘juego de adultos’: amémonos al límite, seamos felices juntos, olvidémonos de juzgar qué es bueno y qué es malo. Pero súbitamente todo se desmorona. Tragedia. Todos son infieles entre sí. Sin embargo, como yo lo veo, la víctima resulta ser la niña; la personita que ha sido utilizada en el juego de los adultos, sentada en medio de un carrusel emocional, sin entender cuál es su verdadero papel en la historia”. Dice Ullmann.

Y dice Botho Strauss: “No hay ningún fracaso, ni la enfermedad, ni la ruina profesional o económica, que tenga un eco tan cruel y profundo en el subconsciente, como un divorcio. Penetra hasta el núcleo de la angustia, resucitándola. La herida provocada es más profunda que toda una vida”.

No es eso.

Y un link: http://www.interrogantes.net/Llucia-Pou-Sabate-Infidelidad-en-el-matrimonio-120XI005/menu-id-1.html

Parto para Estambul.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Antropología, Cine, Personas / jes. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s