Delibes


Hoy murió Delibes.

Yo dejé de ser niño cuando leí “La sombra del ciprés es alargada”.

http://estaticos.elmundo.es/especiales/2010/03/cultura/miguel_delibes/pdf/la_sombra_del_cipres_es_alargada.pdf

Fue mi primer maestro.

http://www.elmundo.es/especiales/2010/03/cultura/miguel_delibes/obituario.html

http://www.elmundo.es/especiales/2010/03/cultura/miguel_delibes/album/index.html

Gracias a Dios por haberme dado la oportunidad de leerle. Sus palabras:

http://www.elmundo.es/especiales/2008/05/ciencia/sonido_naturaleza/sonidos_25_12_2009.html

http://www.elcultural.es/version_papel/SEMBLANZAS/11049/Miguel_Delibes/

El amor a su esposa:

«Nos bastaba mirarnos y sabernos. Nada importaba los silencios, el tedio de las primeras horas de la tarde. Estábamos juntos, era suficiente. Cuando ella se fue, todavía lo vi más claro: aquellas sobremesas sin palabra, aquellas miradas sin proyecto, sin esperar grandes cosas de la vida, eran sencillamente la felicidad»

http://www.elmundo.es/especiales/2010/03/cultura/miguel_delibes/album/05.html

Esté con Dios.

Padre nuestro,
que estás en el cielo,
santificado sea tu Nombre;
venga a nosotros tu reino;
hágase tu voluntad
en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día;
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos
a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal.

Amén.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Personas / jes. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s