La mierda


A veces se pasan con la radicalidad, pero eso es ser filósofo: mirar por la ventana y quedarse absorto con el simple acto de mirar por la ventana. No llegar, a veces, ni a darse cuenta del paisaje.

Pero bueno, alguien tiene que hacerlo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Antropología, Pensamiento, Vida, Zarabandas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s