Ocata


Tomado de El Blog de Ocata:

A Enrique, respetuosamente:

“Leemos de Platón el Magno que, como estuviese a las puertas de la muerte, se hizo colocar todos sus libros delante de él; los besó a todos, los abrazó y ordenó que fueran tratados siempre con gran reverencia. Y se dirigió a ellos con estas palabras: “¡Padres míos, guías y luz de mi vida! A partir de ahora ya no podré estar con vosotros, ya que me voy con mi Dios, que me llama sin dilación. Os agradezco cuanto sé, así como el gran honor y crédito que me habéis dado en el mundo, y suplico a mi Dios que os ponga bajo la custodia de personas que os amen, honren y respeten de todo corazón en todo momento, así como yo he hecho a lo largo de mi vida”. Y dicen que a continuación se volvió a sus discípulos y les dijo: “Hijos míos, está será la última palabra que oiréis de mí: Amad su sabiduría, después de a Dios, y no escatiméis dinero en buenos maestros ni en buenos libros. Ninguna de estas dos cosas tiene precio, ya que hacen hombre a quien las ama y en ellas está guardado todo el tesoro y riqueza y nobleza de este mundo””

Francesc Eiximenis
Tractat de regiment dels Prínceps i de Comunitats
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Amor, Pensamiento, Vida, Zarabandas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s