Paskua


Atención al engendro detectado en el hall de Torre Picasso. Es una especie de árbol zen y sin hojas del que cuelgan serpentinas con huevos en su punta. Deben de ser las llamadas monas de Pascua, que ahora ya se cuelgan de los árboles.

Toque kitsch, en rosas, fucsias y azufrados. Un cierto musgo debajo, probablemente recordando -el subconsciente que no logramos matar- al Belén de antaño. Imagino que es otro de los síntomas del nihilismo.

Envuelto el engendro en una especie de gasa. Iba a una comida con un viejo amigo, y casi me quedo sin habla. Si me llega a salir de la maraña de huevos un avatar asexuado, me da el infarto.

Con Dios, anda, con Dios.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Zarabandas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s