Flores


Una joven mexicana pasa frente a una vendedora ambulante que está ofreciendo una canasta de flores hermosas. Le pregunta el precio por la docena y la vieja indígena se lo da. Como le parece muy barato a la joven le dice a la indígena que le diera todas las flores, a lo que la indígena con cara de preocupación contesta:

— Y si se las vendo todas, me quedo sin nada y no tengo que vender en todo el día.

La joven se queda perpleja y dice:

— Pues de una vez termine la jornada y descanse.

Pero la indígena insiste y repite:

— No, cómo cree señorita, si se las doy todas, ya no tengo que vender.

Así va que la indígena le vende sólo una docena de flores y no la canasta entera.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Pensamiento. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s