Esfuerzo


Eso ha sido: un esfuerzo para mejorar lo que estoy haciendo, que lo encontréis más atractivo y fructífero. Nada sofisticado, porque las plantillas que los programas ofrecen para mejorar los blogs son para gente como yo.

He compartido con vosotros las decenas de blogs (en la barra blogroll de la derecha) que tengo en vigilancia y que leo regularmente, con la gran herramienta que es, para mi, FeedDemon. Leerlos habitualmente simplemente significa, por mi parte, eso, leerlos. Unos, como los amigos, para esponjar el corazón gozando de su cordialidad. Otros, como los enemigos, para no perderlos de vista ni un solo día. A vosotros corresponde el intuir quién es quién, para mi. Quien me conoce algo intuirá. Quien no me conoce o me conoce mucho intuirá menos. Luz y oscuridad se tocan. ¿Cómo los he conocido? Pues leyendo otros blogs, rastreando, como siempre. No hay originalidad en esto ni en casi nada de lo que veis. Sólo Dios crea. Yo me limito a canalizar, como el medio centro en un equipo de fútbol. Mucho de lo que escribo me lo inspiran otros compañeros y a menudo os digo que lo copio. Si es bueno, ¿para qué cambiarlo?

Espero que estos blogs os abran, a su vez, otras vías de luz. Compartamos, de eso se trata. Que lo de repartir ha hecho mucho daño.

He tratado de hacer la lectura más atractiva, por menos densa en lo visual. Añadir estadísticas a las categorías, rankings y cosas de esas que a todos, a casi todos, nos dan cierta seguridad, la seguridad que da el camino ya pisado por otros antes -a algún buen lugar conducirá, ¿no?

Adjunté un calendario con los días en que publico -que no siempre coinciden con los que escribo, lo lamento, porque eso de la inspiración llega cuando quiere y se va, igual, cuando quiere, así que uno va recolectando posts como el caminante impresiones en el camino, cuando acontecen- para que los más avezados teoricen sobre el ánimo del bloggero (escribe más los lunes que los viernes, los pares que los impares…).

En la cabecera, fotografía de la Nada, la Nada particular que en alguna ocasión me ha tocado vivir, como a todos. Fotografía de un ejemplar de Noeseso. Os habrá sorprendido, por su contundencia y su negrura: así se presenta. Sin piedad. Y os habrán llamado la atención las formas, aparentes luces desdibujadas. Efecto óptico, germen de la esperanza que se esfuerza por otorgar forma y sentido a lo que no lo tiene.

Escuchando las sugerencias de mejora que me hacéis y dedicando algo de tiempo -más de lo normal, debido a mi impericia onlineniana- a trastear por los widgets de WordPress. Esto nacio porque Alessa lo sugirió y vive del impulso de todos vosotros. Me consta que hay días que os llega al alma lo que aquí traemos a la luz. De eso se trata.

Espero que os anime aún más.

Para acabar, os adjunto una foto que saqué un día no me acuerdo de dónde. Creo que estéticamente responde a mi ánimo al hacer estas mejoras: naciendo, siempre naciendo (o emprendiendo), desde el primer hasta el último suspiro.

Su contemplación, diametralmente opuesta a la de la fotografía de portada, aclara, ofrece certezas y sentido. A todo el que los quiera, claro.

Yo un día fui así, estuve así, descansando en mi primera manta, tras haber sido dado a la Luz.

A punto estuve de no serlo, pero lo fui.

Ahora soy un poco más grande. Siempre a punto de no serlo.

Ahí está la gracia. La gracia es un don a desarrollar como tarea. Como la vida. Perfecciona la naturaleza.

Y os comparto una música, como hago a menudo -qué sería de mi sin Ella. Que también responde a mi animus y a mi perseverante conato de ser.

Que estuvo conmigo en momentos como el mencionado, momentos de suprema Oscuridad, lugares donde las criaturas que los habitan no parecen criaturas, creadas por Dios, dado lo horrible de su apariencia: la ausencia prolongada de Luz deforma al extremo (según la Belleza), y acaba con la Belleza, con el Bien, con la Unidad y con la Bondad. Momentos en los que me fui forjando, en lo bueno y en lo malo, hasta llegar a ser el que soy, quienquiera que sea, con mi Luz y mi Oscuridad, y siempre con mi anhelo.

Si Dios me ilumina, espero ir, empezar o seguir haciendo cosas de estas, en la vida que me quede por vivir. Para decenas de personas que me conocen. Y para el Amor, para y por el que fui hecho. Con mi criterio y mi voluntad, mis compañeros, viejos compañeros, de viaje.

De todo corazón.

Mañana, Deo volente, más y mejor.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Amor, Metafísica y antropología de Internet, Vida. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Esfuerzo

  1. Pues no está nada mal… Tracy, sencillamente, genial. Me ha encantado. Como verán, esta es una editorial que se deja encantar.
    Cordialmente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s