Mota costumbrista (III)


Ya, con algunos socios y clientes, hemos logrado compartir ciertas posturas y comentarios del cómico, que son un ejemplo de finura e inteligencia. Allá va otra entrega:

1.- No hay mejor momento, para un país tan “deportivo” como España, que el post-Mundial para convertirse, definitivamente, en La Meca del espectáculo deportivo total. Trasciende, sin embargo, el asunto hasta la vida cotidiana, en todos sus esquinazos. ¿Quién no se ha encontrado con el lector del Marca un domingo en la mañana, con su chandal, ojeando ávidamente el periódico para formarse opinión sobre los únicos asuntos realmente globalmente relevantes del país: fútbol por temporadas, baloncesto todo el año, ciclismo sobre todo en verano…? El día que se extinga este individuo cerraran los quioscos.

2.- Semejante individuo, de poco beneficio, quejoso y vividor apalancado -apalancado por bancos y apalancado en el Estado en cada una de sus múltiples formas- ha llegado a abdicar tanto de su condición personal que, a menudo, se ve superado tanto por las circunstancias (hay que subvencionarlo, protegerlo, idiotizarlo y casi amamantarlo…) como por ciertos semejantes (normalmente unos padres sufridores ejemplares o unos hijos que hacen de padres). Se ha tocado fondo, según me decía un amigo ayer, y las nuevas generación, los “harrypotters”, se han criado tan solos que han resurgido de las cenizas del individuo y ya traen algo que aportar al común. Sus padres, entretanto, intentarán vivir a su costa (viven de sus hijos como vivieron de sus padres).

3-. Cutre momento, cutre sociedad de chandaleros cuya mandamiento es la paz mundial (es decir, fútbol y Marca en barra libre, caiga quien caiga), el buen rollo verde perpetuo y vivir de la ubre pública del gratis total. Momento del “avatar”, esa culta palabra que viene del francés (la liberté, la égalité y la fraternité…), que viene a su vez del sánscrito y significa encarnación de un dios. Diosecillos encarnados en chandal, avatares “avaratados”.

Eso sí, en chandal, viviendo del bote y “varatos”, seguimos creyéndonos el centro del Universo.

Y ahora, encima, Campeones. Pena de país, que diría Forges. Tuvo el colapso a la mano y lo esquivó, con la Copa y el verano.

En fin, a seguir re-financiando.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mota costumbrista. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s