Ánimo


Los sábados, en homenaje a mis hermanos judíos, los dedico a lo que yo entiendo por descanso. A recuperar cuerpo y alma y a animarme. Los sábados en este blog estarán dedicados a eso. A transmitir ánimos, a animar, a tratar de transmitir vida.

Por ello, hoy adjunto un link, my conocido para la mayoría. La muerte inminente del protagonista no añade nada al mensaje, lo convierte quizá en más efectista. Todos sabemos que en situaciones complicadas nos puede embargar la euforia como mecanismo de supervivencia.

Mai pen lai. Creo que el mensaje es valioso en sí mismo.

http://www.clarin.com/shared/v8.1/swf/fullscreen_video.html?archivo=http://videosfla.uigc.net/2008/07/29/rp.flv

Celebramos hoy la onomástica de San Ignacio de Loyola, que tanto bien ha traído cuando se le ha comprendido.

Termino hoy, en estos maravillosos dog days o días caniculares (preciosa expresión que has los ingleses han asumido: http://es.wikipedia.org/wiki/Canícula), “La derrota de Dios“, de Heleno Saña, un libro recomendable. Días de libros y piscina. De minutos más largos de lo habitual.

¡Cuánto he añorado este calor insoportable durante el frío e interminable invierno! ¡Con cuánta fruición espero la llegada del frío de nuevo! ¡Cómo disfruto de las estaciones, cada una tan insoportable para los madrileños, que se quejan de vicio!

Ánimo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Vida. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s