Ven


– Lo siento, hemos hecho todo lo que hemos podido, pero su mirada es demasiado profunda como para ser compatible con esta vida.

Sus pupilas, infinitamente dilatadas, abarcaban ya todo el Universo.

Al abrirle el tórax para extraerle los órganos a donar, no encontraron el corazón por ninguna parte.

Imagen tomada de http://pupilasdilatadas.com/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s