Rusia


A Chadaaev

Muy poco tiempo la esperanza

de amor y gloria nos duró;

nuestra ilusión, en lontananza,

cual sueño o niebla se esfumó.

Mas hoy la llama aún guardamos;

debajo del poder fatal,

luchar queriendo contra el mal,

a Rusia, atentos, escuchamos.

Mientras tengamos pundonor,

mientras la libertad ansiemos,

¡el alma entera con ardor

a nuestra Patria consagremos!

Confía, amigo: brillará

la estrella del divino día,

que Rusia se despertará,

y, al derribar la monarquía,

¡los nombres nuestros grabará!

1818

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Amor, Pensamiento, Religión, Vida. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s