Oportunidades de negocio…


… especiales para la crisis.

Veo con interés que muchas iglesias ya no tienen reclinatorios, imagino que por ahorrar costes: un banco sin reclinatorio tiene menos materia prima que uno con reclinatorio. Valdrá más barato, pienso.

Aquí va la oportunidad: reduzcan madera en la zona en la que se sienta el gordo trasero del feligrés, haciéndola un pelín más incómoda, y de la madera ahorrada seguro que sacan, por el mismo precio, un banco con reclinatorio. Es decir, más por el mismo precio.

Porque no quisiera yo pensar que lo de quitar los reclinatorios sea una acción voluntaria de las parroquias para martirizar las rodillas de los feligreses y disuadirles de que se hinquen de hinojos. Prueben a arrodillarse de vez en cuando, le da a uno una “sensación especial”.

Será que la nueva religión de la solidaridad y el buen rollo lleva mal lo de humillarse y adorar a algo que no sea el Yo.

El hermano musulmán, “más arcaico el pobre”, con las cosas importantes algo más claras, lleva su propia esterilla y así no le condicionan. Lo mismo esa es otra oportunidad de negocio: vender esterillas a la entrada de las iglesias para los cristianos que aún se quieran arrodillar, para los “integristas”, que alguno habrá…

Si por imaginar soluciones que no quede…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Amor. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s