“Sé tú mismo, aunque seas un gilipollas”


Título de un libro visto en un escaparate. Imagino que se vende bien.

Reflejo de la época.

Mi duda, en consonancia, es de identidad -buscando ser “yo mismo”- sexual, que es en lo que el “yo” anda atareado en los últimos 50 años: ¿activo o voyeur? ¿lo vuelo conmigo dentro o me quedo al margen y observo?

Se escuchan opiniones y propuestas alternativas, claro.

Por tolerancia democrática y carácter colaborativo, que no quede. Seamos nosotros mismos, aunque seamos unos gilipollas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Zarabandas. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a “Sé tú mismo, aunque seas un gilipollas”

  1. maya dijo:

    Eo es!. Mas vale ser un gilipollas autentico que uno de mofa.

    ¿activo o voyeur? ¿lo vuelo conmigo dentro o me quedo al margen y observo?

    No entiendo noeseso o esoparece. Expliquese un poco mejor. Espesa que anda una hoy aunque contenta, muy contenta.

    Maya

    • noeseso dijo:

      Re-que-te-lea usted “La filosofía en el tocador”, de Sade:

      DOLMANCÉ: ¡Oh! Respecto a los cuidados, nunca han sido otra cosa que fruto de la
      costumbre o del orgullo; como no habéis hecho por ella más de lo que prescriben las cos-
      tumbres del país en que habitáis, evidentemente Eugenia no os debe nada. En cuanto a la
      educación, tiene que haber sido muy mala, porque aquí nos hemos visto obligados a re-
      fundir todos los principios que le habéis inculcado; no hay uno solo encaminado a su feli-
      cidad, ni uno que no sea absurdo o quimérico. ¡Le habéis hablado de Dios, como si exis-
      tiera alguno; de virtud, como si fuera necesaria; de religión, como si todos los cultos reli-
      giosos fuesen otra cosa que el resultado de la impostura del más fuerte y de la imbecili-
      dad del más débil; de Jesucristo, como si ese tunante no fuera otra cosa que un trapacero
      y un malvado! Le habéis dicho que joder era un pecado, mientras que joder es la acción
      más deliciosa de la vida; habéis querido darle buenas costumbres, como si la felicidad de
      una joven no estuviera en el desenfreno y la inmoralidad, como si la más feliz de todas
      las mujeres no tuviera que ser, indiscutiblemente, la que más se revuelca en la porquería
      y el libertinaje, la que mejor desafía todos los embustes y la que más se burla de la repu-
      tación. ¡Ah! Desengañaos, desengañaos, señora. Nada habéis hecho por vuestra hija, nin-
      guna obligación que esté dictada por la naturaleza habéis cumplido respecto a ella: Euge-
      nia no os debe, pues, más que odio.
      (http://www.librosgratisweb.com/html/sade/filosofia-en-el-tocador/index.htm)

      O, si fuera usted más impaciente, más de imágenes que de letras, re-que-te-vea usted “Saló o los 120 días de Sodoma”, de Pasolini.

      Y luego seguimos hablando. Me alegro de que ande usted hoy contenta: es una compleja forma de andar.

      • Maya dijo:

        Es mas complejo andar densa, creame. Sade o passolini son sus recomendaciones, la encarnacion del placer?

      • noeseso dijo:

        La encarnación del placer no. La división de la carne en trocitos, placentera al principio, a veces no tanto al final.

        ¿Densa? Va entonces usted contra el tono general, que es más bien disuelto, disoluto.

        Si se densifica usted mucho acabará teniendo forma, verdad e incluso bien. ¡Cuidado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s