Arrojado a la vida


Arrojado a la vida.

E indultado en ella.

El indulto es posible: si alguien lo solicita por ti.

Has de merecerlo.

Cuatro años antes, en el mismo sitio, el hijo sucede al padre. El padre en este caso no solicitó el indulto, sino Justicia.

Es Ley de vida.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Alegría, Amor, Justicia, Personas / jes, Poesía y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Arrojado a la vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s