Salamanquesas


Era tan metafísica la tierra por allí
que, preñada de contención, paría salamanquesas.

La arena parecía haber sido depositada, minutos antes, por un Hacedor.
El único rastro de agua, mínimo, que aún permanecía, era el mar, onírico: manta brumosa carente de esencia.
Todo era decorado.

Sin nombres propios.
El plato de los montes o el rincón de la victoria.

En ese paraje, cauce seco de la vida, sólo sobrevivían piedras anónimas y ultra-personas, seres cuasi-fabulosos.

Nada “bueno” podía dar esa tierra: sus frutos, los que llegaban a término, siempre venenosos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Amor, Antropología, Ecología, Historia, Nada, Poesía. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Salamanquesas

  1. lagartas dijo:

    http://macroinstantes.blogspot.com/2010/01/salamanquesas-mitos-leyendas-y.html

    las leyendas y los mitos: falsedades

    http://espanol.answers.yahoo.com/question/index?qid=20070828205021AAABpa4

    y mas

    ttp://www.google.es/search?q=salamanquesas&ie=utf-8&oe=utf-8&aq=t&client=firefox-a&rlz=1R1GGLL_en-GB___ES371&safe=images#sclient=psy&hl=es&client=firefox-a&rlz=1R1GGLL_en-GB___ES371&source=hp&q=slamandra+litratura&aq=f&aqi=&aql=&oq=&pbx=1&bav=on.2,or.r_gc.r_pw.&fp=ac91cae55826cd68&biw=1024&bih=568&safe=images

    y menos

    http://www.scribd.com/doc/8963426/Atxaga-Bernardo-Obabakoak

    y salamandras literarias de origen vasco: las peores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s