Todos los caminos…


…conducen a la Filosofía… según la Wikipedia.

¿Misterios por resolver? Visto en ABC.

Lux Aeterna.

Lo contrario: la fe en el caos. O en “pi“.

¿Belleza o Técnica? ¿Contingencia o Necesidad? ¿Gracia o Demiurgo? ¿Naturaleza o …?

La pregunta, la primera pregunta, la única pregunta: ¿tú qué crees?

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Antropología, Metafísica y antropología de Internet, Nada, Pensamiento desde la acción, Zarabandas y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Todos los caminos…

  1. Lucio dijo:

    Belleza y Técnica; Contingencia y Necesidad; y Gracia y Demiurgo; y Naturaleza; y Orden; y Caos; y Grandeza y Zafiedad, y Vida y Muerte y nervios y grasa y musica y silencio y aquí y allí y ahora y nunca y y y y y y y TT (La razón que se haya en cada pupila negra de cada entidad terrestre animada / desde la rana peruana hasta el rorcual antártico).
    Responder o no responder a la pregunta no cambiará el hecho de que necesitemos defecar lo previamente ingerido; no cambiará el hecho de que sintamos cierta acedia en momentos determinados; asco en otros y verdadero gozo en otros tantos. No cambiará el hecho de que el niño selle por primera vez el olor a musgo en su cabeza y le invada una paz verdaderamente divina; no cambiará ningún hecho, porque como todo, será otro hecho más.
    Esa pregunta se está respondiendo, actualmente, de todas las maneras imaginables por nuestra mente e incluso de maneras que no podemos ni siquiera concebir.
    Así que tranquilos, habrá respuestas para rato; o inquietaos, que es lo mismo.
    Es útil pretender algo que convenga, parcialmente, a las ideas –torpemente concebidas por lo común– que sobre el beneficio de una colectividad se tienen en un momento dado. Desde luego que es, aparentemente, útil, incluso acabadamente útil (a veces); pero ahí se queda la cosa en:

    “¿Dónde está la utilidad
    de nuestras utilidades?
    Volvamos a la verdad:
    vanidad de vanidades”

    (Machado, como no)

    • noeseso dijo:

      Baruch (ברוך) significa “bendito”, “bene dicto”.

      Y es siempre otro el que “bien te dice”. Los papás de Baruch, al ponerle el nombre, le dijeron: Baruch.

      Y luego le dijeron: Baruch, por allí.

      Y Baruch fue por el camino opuesto.

      Y desde entonces se le conoció como Spinoza.

      No pasa nada: la mamá de Baruch le siguió llamando Baruch y siempre le quiso mucho.

      Y al morir Baruch, probablemente exhaló por última vez y defecó.

      No pasa nada. Porque su mamá siempre le mantuvo el nombre de Baruch.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s