Respuesta a la adivinanza (reflexión sobre raíles)


¿Qué forman millones de vagos de tez morena y en alpargatas, incapaces de distinguir una “b” de una “v” -y por tanto con imposibilidad de pensar en algo-, atontados por miles de impulsos y conexiones electrónicas simultáneas (imagen y sonido), manipulados por la propaganda y la ideología que les son inoculadas por sus gobernantes terroristas, ajenos a la belleza hasta el punto de ignorar qué es la vida y para qué sirve, desconocedores de la historia del lugar en que nacieron e incapaces de comunicarse entre sí si no es copulando compulsivamente con todo lo que tienen alrededor?

Forman una masa.

¿Qué tipo de masa es esta que se desplaza hacia los lugares donde se copula, también masivamente, bajo un clima propicio, y en un caldo tibio de abortos, drogas y diferentes tipos de alcohol, viajando a 300 km/h en modernos trenes que son la envidia mundial, y siendo todo ello promovido por los gobiernos terroristas de cada zona autónoma, al coste de 45.000 millones de euros que alguien, algún día, quizá tendrá que pagar a los bancos, financiadores de la orgía?

Una masa roja. La “Roja”.

¿Y cómo se sentiría la Roja si, de repente, en medio de esa vorágine, se enterara de que ya no va a poder comer más y de que todo el show se acabó?

Indignada. Muy indignada.

Como dice McIntyre, cuando se empieza a pensar al hombre como carente de finalidad, no es posible hablar de bien (es como si se pensara al reloj sin finalidad de marcar las horas: ¿cuál es un buen reloj?) y todo diálogo carece de sentido: no hay nada que construir. ¿Por qué alguien debiera acaso siquiera escuchar a otro?

Entonces a la masa formada por individuos sólo le cabe el recurso de lanzar sus conveniencias utilitarias (sus “derechos humanos” en los que habría que creer como en los unicornios y las brujas) contra las conveniencias utilitarias del otro, y hacerlo indignadamente. Protesta, derecho, indignación y desenmascaramiento… Ese es el lenguaje del Hoy.

Literalmente gracias a Dios ese “hoy” no suele perdurar.

¡Campeones, campeones, oé, oé, oé! ¡Campeones, campeones, oé, oé, oé!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Nada y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s