A portagayola


La gesta.

El pueblo celebra, casi enfurecido, la fiesta. Sin posibilidad de muerte no hay celebración.

Las formas, en la posmodernidad, se diluyen, y el torero se enfunda la camiseta de fútbol. Todo tan explícito que no transmite nada, no hace pensar. Barras verticales.

Estira el diestro a más no poder, mientras se santigua. Cuerpo + alma. No es el miedo del portero ante el penalty, pero podría serlo.

La autoridad local trata de evitar que la gesta se convierta en tragedia (¿es acaso posible la gesta sin ella?), a lo cual el héroe se resiste: resistencia a la autoridad, resistencia que convierte en autoridad al héroe.

El público brama, impaciente, lleno de ira, pidiendo que lo dejen solo. Una gesta bien vale una vida. Con que haya una sola vida entregada a la misión habrá gesta.

Algunos acólitos tratan de convencer al muchacho: que no merece la pena, que todo va a seguir como siempre, que esto puede acabar mal; que, total, por unos metros que se aleje de la puerta de toriles…

La Propiedad no quiere luego reclamaciones por daños. Se produce un “intento constitucional” ante lo que, en otro lugar, podría ser calificado como un “supuesto anticonstitucional máximo“.

Las fuerzas de seguridad y orden, encabezadas por mujer (nuevos tiempos) sirven a quien más ruido haga: en este caso, tras el tumulto (nótense los gestos), sale ganadora la masa enfurecida: ¡que siga la fiesta! El orden y la seguridad serán lo que la masa determine.

Ni hay autoridad, ni hay ley. Maravilloso ensayo de régimen anárquico (democrático, en términos políticos).

Todo vuelve al “orden” preconstitucional inicial, pues no llegó a haber constitución ni sujeto lo que se dice “constituyente” (entrado en carnes está, pero no logra constituir nada): el héroe, solitario; el Mal, el mito, esperando a salir en tromba; y la masa, el demos, tras la barrera. Hoy no se admite Leviatán.

Sigue estirando el diestro y santiguándose. Cuerpo y alma son lo único pre y post político que existe, y a ello se aferra. El diestro, encarnación del anti-sistema, le pide a sus amigos que estén atentos: vínculos eficaces en el trance que se acerca. Pequeña comunidad de sangre, familia.

Se abre la puerta de toriles, la de los sustos. Últimas jaculatorias, ya sin estiramientos: al menos salvar el alma cuando perezca el cuerpo.

Aparece el Mal, inconmensurable y furioso. Acude enloquecido a aniquilar al héroe, sin mediaciones, sin tratos, sin chalaneos: por una vez sin rodeos.

Burlado, el héroe se recrea en la suerte y el Mal, con querencias inconfesables, vuelve a embestirle, cada vez con menos fe. Realmente lo que les diferencia es la cantidad de fe.

Es ahora el héroe quien persigue al Mal para humillarlo una y mil veces, mientras la masa aplaude lo que ve.

Los capotazos ya son incluso armónicos, bellos: sientan forma, la del Bien. Y es esta bella. Es aquello del Bien toreando al Mal lo que tiene que ser. Lo que tiene que ser. Lo que al final, al final del todo, tiene que ser.

El héroe se retira, dejando al Mal, bellamente burlado, para la burla vociferante y obscena de la masa, ya tranquila, ahíta de seguridad. Gesto viril del héroe, que camina con la virilidad por delante, echando las caderas pa´lante y levantando la mano al pueblo, en saludo displicente: ni les mira.

Los amigos corren a jalearlo, a felicitarlo por la gesta. El pitón paso a milímetros del corazón.

Ya nos entenderán, ya nos entenderán. Algún día nos entenderán. Aunque antes tienen que ir muchas veces a los toros…

¡Y que viva er Beti!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Alegría, Antropología, Comunidad, Debates públicos, Democracia, Historia, Justicia, Personas / jes, Poesía y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s