All change, all change


Hace unos meses se me ocurrió decir en un congreso dedicado al cambio que no todo tenía por qué cambiar: sólo lo que estaba mal.

Parece que algunas entidades, al menos por lo que se deduce de su nueva publicidad, se van volviendo más seguidoras de Parménides que de Heráclito. Quizá de una manera muy maniquea se puede en la vida ser parmenídeo o heracliteano -o una combinación de ambos.

Partir de la naturaleza antes de proponer algún cambio es, quizá, garantía de que se cambia a mejor.

Mejorar es, entre otras cosas:

“1. tr. Adelantar, acrecentar algo, haciéndolo pasar a un estado mejor.”

Mejorar es caminar hacia lo mejor. Y mejor está relacionado con “bueno”. Lo bueno suele estar relacionado con el “fin”, aquello que perfecciona la naturaleza, el punto de llegada.

Para mejorar hay que saber qué es lo bueno, cuál es el fin.

Cambiar olvidando la naturaleza, olvidando el fin, no teniendo en cuenta lo buenopuede ser, a veces, sinónimo de aniquilar. Aparte de, siempre, una estupidez.

“All change, all change”, que dicen en Londres.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Zarabandas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s